Cómo NO saludar a un perro

Y tú… ¿Sabes cómo se saluda correctamente a un perro?

Para la inmensa mayoría de los perros, existen cuatro factores principales, que determinan el nivel de amenaza que supone el contacto con otro individuo ya sea perro o persona.

La previsibilidad del contacto es el uno de los factores a tener en cuenta. Un contacto directo y sin previo aviso, puede asustar al perro más tranquilo del mundo, así que no digamos a uno miedoso. Es importante, acercarnos suavemente, dejarnos oler y dirigir el contacto a las zonas menos amenazadoras para ellos.

Cómo saludar a un perro que no conocemos

Tanto niños cómo adultos debemos seguir unas sencillas pautas para saludar a perros que no conocemos o con los que no tenemos confianza. No importa si nosotros tenemos perro, cada perro es un mundo y lo que a nuestro perro le puede gustar… otros pueden odiarlo y sentirse incómodos o nerviosos.

Lo primero que debemos hacer antes de acercarnos a un perro desconocido es preguntarle a su dueño si podemos saludarlo. Algunos perros son sociables e interactúan bien con humanos, pero otros son poco sociables y si nos precipitamos podemos llevarnos un buen mordisco.

Si el dueño del perro que no conocemos nos da su permiso para acariciar al perro, lo que debemos hacer es acercarnos lentamente a el y quedarnos quietos cerca de el. Debemos dejar que sea el quien sienta curiosidad por nosotros y nos huela.

Para saber cómo saludar al perro debemos evaluar su estado de ánimo, si está tranquilo y relajado, podemos alzar un poco nuestra mano para que la huela. No debemos realizar movimientos bruscos pues podría malinterpretarlos y asustarse o defenderse.

La forma correcta de saludar a un perro es acariciarlo suavemente por el cuello, en la parte trasera, la que continua con su columna vertebral. No debemos acariciarlo por el hocico cómo hacen algunas personas ni tampoco en la cabeza.

A los perros no les gusta que les acaricien la cabeza, por lo menos no a la mayoría. Sin embargo es algo que permiten a sus dueños y personas de su circulo de confianza, pero un perro desconocido no se sentirá cómodo si le acariciamos la cabeza de buenas a primeras.

Tampoco debemos darle palmaditas en el lomo ni acariciarlo con demasiada fuerza, algunas personas parecen querer arrancarles la piel de lo fuerte que intentan acariciar… eso es un gran error.

Tampoco debemos cometer el error de dejar que un niño abrace a un perro desconocido, el perro lo puede interpretar cómo una mala señal y morder al niño. Lo mismo para los adultos, nunca debemos abrazar a un perro desconocido, o tarde o temprano nos llevaremos un gran susto.

Otro gran error es ponerse de cuclillas poniendo nuestra cara a la altura de la cara del perro, debemos evitar este gesto siempre. Cuando miras fijamente a lo ojos de un perro, el puede interpretar esa señal cómo un desafío y lanzarte un mordisco, al tener tu cabeza a su altura… imagina donde te puede morder.

 

Fuente: soyunperro.com

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *