Encuentra a su perro robado mientras buscaba una nueva mascota

Brower escribió “Pastores alemanes en venta” en un navegador de Internet. La primero página que le indicaron fue Claresholm Sociedad de Rescate de Animales. Tras hacer ‘click’ en el enlace, un “escalofrío” recorrió su cuerpo.

robado--575x323

La vida de muchas vueltas. Y si no que se lo pregunten a Richard, de Brower de Lethbridge, Alberta (Canadá), que encontró a su perro Dozer robado hace 18 meses, mientras buscaba una nueva mascota por Internet.

Richard decidio pasar página y sustituir a su pastor alemán. “Llegué a la conclusión de que no podía seguir sin otro perro”, revela ahora. Pero matiza: “Nunca perdí la esperanza de encontrarlo”

Para intentar dar con él, el joven contó con la ayuda de todos sus amigos en la búsqueda de su pastor alemán por todos los parques del barrio. “¿Alguien ha visto caminar por aquí a un pastor alemán?” preguntaba. “Fue desgarrador. Absolutamente horrible”, recuerda.

Tras “un interminable” año y medio año de la desaparición de Dozer, se puso en camino para conseguir otro perro. Sin embargo, “lo más parecido a un milagro en mi vida”, se apereció en su camino.

Así lo encontró

Brower escribió “Pastores alemanes en venta” en un navegador de Internet. La primero página que le indicaron fue Claresholm Sociedad de Rescate de Animales. Tras hacer ‘click’ en el enlace, un “escalofrío” recorrió su cuerpo. “Mi corazón se detuvo”, dice al explicar cómo en ese momento vio la cabeza del cachorro inclinada hacia un lado, tal y como lo recordaba.

Brower dijo que nunca dudó de que fuera su perro, pero antes envió la imagen a su madre y a su hermana para que le dieran su opinión. Su hermana estaba de acuerdo de que era Dozer, pero su madre estaba dudosa. Así que llamó al refugio y habló con Sylvia Giroux en Claresholm. Después llamó a su padre, que estaba volviendo de un viaje de negocios, para que parase allí.

Todo transcurrió así: El padre de Brower hablaba por teléfono con su hijo, al que lo puso en manos libre cuando entró en la habitación donde se encontraba el perro. Brower dijo “Dozer” e inmediatamente empezó a mover su cola. Aún en el teléfono, Brower le indicó a su padre a chasquear los dedos una vez y luego que le dijera lo que había hecho el perro.

Como Dozer era un perro bien entrenado que sabía cómo abrir y cerrar puertas y encender luces, comenzó a rodear al padre y se sentó en su lado derecho, a la espera de su siguiente comando. “No hubo lágrimas, pero estuvo cerca”, dijo Giroux. “Fue una cosa tan maravillosa”

Cuando dueño y perro se encontraron, la situación fue emotiva: “Casi se me tira al suelo. Él vino volando y puso su cabeza en mi brazo y comenzó a gemir como hacen muchos pastores alemanes”, concluye.

Fuente: http://www.ideal.es/sociedad/201502/03/encuentra-perro-robado-mientras-20150202170043.html

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *